LA AMENAZA DEL CALENTAMIENTO GLOBAL EN EL SURESTE ESPAÑOL

DSC_0042 copia

 

 

Entre otros, los ecosistemas mediterráneos, están directamente afectados por el calentamiento que sufre el planeta, consecuencia de un cambio climático brutal por las emisiones de gases de efecto invernadero en la atmósfera, principalmente.

Además, las últimas noticias sobre el deshielo de la península antártica no hacen sino agrandar, por si no era suficientemente enorme el problema con la zona ártica, el amenazante aumento del nivel del mar por la velocidad vertiginosa del deshielo en los dos polos del planeta.

Cada vez se hace más difícil pensar, con cierta esperanza lógica, en una detención del fenómeno del calentamiento global. La mayor parte de los científicos no ven una salida, más o menos decente, a este acuciante problema. Y cuando digo decente, me estoy refiriendo a una salida real y creíble.

Entonces qué habría que hacer si, a pesar de las continuas advertencias de científicos, ecólogos y organizaciones de todo tipo, nuestros políticos y sus colegas: lobbys económicos, macro-corporaciones, grandes empresas petrolíferas y demás, siguen en su empecinamiento hacia la destrucción sistemática de la naturaleza y del medio ambiente.

Respuesta harto dificultosa. Por lo pronto, la gente debe de saber y lo debe de saber ya mismo, que la evolución del clima para este siglo, por muchas reuniones gubernamentales que se convoquen y que no valen para nada, es muy mala y el deterioro es imparable.

La gente que vive en las costas del sureste español debe de saber que la temperaturas van a subir en este siglo entre 2 y 4,6 grados centígrados; si a eso, le añadimos que el nivel del mar ha subido una media de 17 centímetros en los últimos cien años, ¿qué pasará cuando el nivel suba entre 25 y 45 centímetros? ¿se lo imaginan? ¿Dónde quedaran las ciudades y pueblos costeros?

Y no es ciencia-ficción ni una película futurista, es la realidad. Todo esto claro está, sin tener en cuenta, las cada vez más frecuentes adversidades climatológicas en forma de lluvias torrenciales, sequías prolongadas o temperaturas en aumento, que aún agrava más el problema.

La inconsciencia de nuestros responsables políticos es de tal calibre que no toman medidas eficaces (digo eficaces, no las de salir en el periódico o en la televisión) de ningún tipo. DE NINGÚN TIPO.

¿Han pensado los políticos en adaptarse? Quiero decir, ¿Saben realmente cual es la realidad climática actual? ¿Saben que un 30 % de especies están en peligro de extinción irreversible con los gravísimos problemas de investigación en sanidad que lleva aparejada esta desaparición? ¿Qué el problema no se soluciona plantando pinos de vez en cuando con esa cara de pazguatos que ponen delante de la cámara?

Piensen señores políticos que la subida del nivel del mar, la erosión de las costas y la escasez de agua potable, se va a llevar por delante un sector económico clave para la economía española: el turismo, lo que nos faltaba después de las precarias previsiones que esperan a este país para los próximos años.

 

Luis Alfonso García Aragonés

Publicado en INFORMACION el  18/01/2014

Todos los derechos reservados

Categorías: Prensa | Etiquetas:

Navegador de artículos

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: